Sin latinos no hay país

Sin latinos no hay “America”… Sin latinos no hay Estados Unidos… Sin latinos no hay país…
Eso lo sabemos nosotros. No obstante, no nos llevemos a engaño: el pánico ya ha cundido en el imaginario de los anglo-supremacistas, ante la posible reforma migratoria y el sentir que las fronteras con “el sur” están fuera de control. Vamos a seguir oyendo más racismos y odios hacia nosotros, seamos cubanos, puertorriqueños, mejicoamericanos, Hispanos, latinos, o lo que sea. Hace muchos años que geografía e historia son asignaturas fósiles, asignaturas ausentes en las escuelas de Estados Unidos. Por lo tanto, una gran mayoría de norteamericanos no sabe ni dónde está Puerto Rico o Cuba, ni sabe de historia migratoria, ni de historia de México ni del resto del continente americano al que erradamente le llaman “Latin America”.  Ni saben cómo una cuarta parte del país que somos hoy era territorio español o indígena y fue anexado, usurpado, luchado (también aceptado como territorio y luego estado). Ni esa visión prejuiciada y xenófoba sabe del concepto anglo-supremacista llamado “Destino Manifiesto”. Pregúntele Ud. a un americano promedio qué es el “Destino Manifiesto” y verá que no tiene ni puta idea.
No nos conocen, no quieren conocernos, no se quieren conocer ni ellos mismos… y desde esa ignorancia nos creen hordas salvajes que venimos hacia el Norte a desestabilizarlos y a vivir del cuento. En esa mentalidad (que por suerte no la tienen todos los norteamericanos, pero abunda) se nos tolera, pero no se nos acepta como iguales. En este país donde nadie es “de aquí” excepto los descendientes de “indios” -los nativo-americanos- que perdieron la batalla con las HORDAS europeas, en este país de inmigrantes a nosotros los latinos nos mastican, pero no nos tragan. Por eso, los latinos tenemos que saber nuestras historias como descendientes de otra -otras- cultura y realidad para poder sentirnos orgullosos con convicción, y también saber nuestra historia como estadounidenses, seamos inmigrantes, exilados, o nacidos aquí… para que ningún racista red-neck nos pueda sacar del paso o creerse con derecho a escupirnos en la cara o desacreditarnos como han tratado de hacer con este talentoso americano de descendencia boricua que ni siquiera se hace llamar Marco Antonio, sino Mark Anthony !!
Cuando mi hija era pequeña y vivíamos en New Jersey entre anglos -anglos judíos, anglos católicos, anglos sinónimo de euro-blancos, anglos protestantes- siempre tenía el temor de que alguien le dijera “regresa a tu país de origen”… el “go back where you came from“. La enseñé a que supiera que ese lugar de donde salió era North Bergen, New Jersey, que fue donde nació… Y que ese lugar era América… y la enseñé a decir más: “Fuck you! Why don’t you go back to the European shit hole where you came from !!!” Eso, con el conocimiento de lo cubano, de lo uruguayo, de lo latinoamericano, de lo americano, y de dos idiomas en uso  perfecto, hizo de mi hija una americana total, de raíces cubanas (y a menor escala, uruguayas). Con una pronunciación del “Fuck you!” absolutamente impecable. Con nombre y dos apellidos, uno de ellos con acento en la é… nacionalidad: American!
Sin latinos, sin latinas, sin hispanos no hay país. Y esa verdad hay que defenderla a ultranza.
Advertisements
Published in: on July 20, 2013 at 10:51 am  Comments (1)