Ajuste o no ajuste: That is the question!

Con las nuevas regulaciones migratorias que entrarán en vigor en unos días en Cuba, vuelve al tintero el tema de la Ley de Ajuste Cubano. ¿Se elimina o se mantiene? Hay docenas de comentarios en las redes sociales sobre qué es un refugiado político, y la pregunta obligatoria que muchos se hacen es si los cubanos que han llegado en los últimos años -digamos, del ’90 para acá- son refugiados políticos o inmigrantes económicos. Y de ahí se desprende la opinión de que el que llegó hoy y regresa a Cuba de visita mañana, no califica para el estatus de refugiado político, y por ende para el “ajuste”.

Siempre ha habido una gran confusión entre lo que constituye el asilo político y lo que es venir a Estados Unidos y “quedarse” sin requisito de ser un “perseguido” del régimen cubano. La Ley de Ajuste no se hizo para el asilo político. El asilo político es otra categoría y para obtener ese estatus hay que poder probarlo. Pero la Ley de Ajuste es para darle estatus permanente al cubano y cubana que logra llegar a la Yuma, y que quiere desarrollar su vida y la de su familia en libertad. Te invitan, te dan permiso de salida, te lo aprueban en la SINA, y llegas al aeropuerto de Miami.  Y al año -a los 10 meses- comienzas a tramitar tus papeles. A vivir a Cuba de nuevo, ¡ni soñando!  A visitar familiares, hijos, madres, hermanos, amigos: Sí, ¿por qué no?   Regresar a Cuba de visita no contradice las condiciones del ajuste.  El hecho de que los que salimos de Cuba antes de 1980 al exilio no hayamos podido regresar a enterrar un padre, a ver un hijo -ni tan siquiera llamar por teléfono, enviar medicinas, invitar a un familiar a que viniera de visita-  porque no había mecanismos para ello, no quita que, por inhumano y cruel, se celebre la posibilidad de mantener los vínculos y tirarle un cabo al que se quedó del otro lado.

Todos los cubanos -excepto los agentes que el gobierno cubano infiltra- son refugiados-en-potencia de un sistema político impuesto y obligado, sin garantías constitucionales al individuo. Todos están huyendo de un sistema totalitario, un sistema y gobierno que EE.UU. tiene proscrito y catalogado como enemigo y promotor del terrorismo internacional. Escrito está en la propia Constitución socialista cubana que los derechos otorgados al ciudadano dentro de dicho documento quedan anulados y supeditados al derecho de la Revolución – del Estado Socialista- a existir. ¡¡ Verbatim !!

Una persona en la Isla no tiene que sentirse perseguida. Lo que hay que sentirse es bloqueado, y de hecho, la mayoría se siente así. Bloqueado en todo sentido: bloqueado en la imposibilidad de lograr lo que en EE.UU. llamamos “la vida, la libertad y el logro de la felicidad”. La economía y la política van de la mano en un régimen comunista. No hay que ser un perseguido político para rechazar ese sistema y aspirar a otras opciones. Dicen los más críticos en el exilio que estos cubanos no rechazan el sistema cubano, que no tienen conciencia política, que sólo vienen a EE.UU. por razones económicas.  No es tan sencillo, ni es justo explicarlo con argumentos simplistas.

La percepción de la realidad es una construcción cultural y semántica, y la hace, la crea, la condiciona la información que uno recibe, o la que desde el Poder se le impone al individuo. Los cubanos no saben que el Che fue un asesino en serie, un genocida, que hubo -que todavía hay- un presidio político. No saben cómo es la medicina o la educación en un país libre, y no digamos en Estados Unidos, sino en Suecia, República Checa, en la misma España. Los cubanos y las cubanas no saben hasta qué extremos de abuso y explotación son objeto, como trabajadores, como entes pensantes, como seres humanos. Los que deciden incorporarse a la oposición, a la disidencia, son seres intelectualmente excepcionales, de luces largas, de percepción analítica casi clarividente. Esos son los perseguidos activamente por razones políticas.  Y son los ínfimamente menos, como suele ser en todas partes. Los demás -la mayoría- no están menos atropellados, aunque no lo entiendan de esa forma, porque sus derechos humanos y civiles están bloqueados por el propio sistema.

Las relaciones entre EE.UU. y Cuba han estado marcadas y definidas durante 50 años por diferencias de índole política. Por tanto, el trato que EE.UU. debe continuar dando a los que huyen de Cuba hacia sus costas, por cualquier vía, también debe continuar siendo de índole política hasta que el régimen totalitario desaparezca y haya cambios democráticos en el país. Lo escribí cuando se adoptó la injustísima política de “pies secos, pies mojados”, implementada por la administración de Bill Clinton en 1995, después del patatús cubano-americano y gringo ante la crisis de los balseros de 1994, que trajo a la Florida más de 30,000 cubanos luego del bochornoso capítulo de reconcentración en la Base Naval de Guantánamo.

Lo dije entonces y lo sostengo ahora: Si el estatus quo entre Estados Unidos y Cuba es político, el trato hacia los cubanos tiene que ser político. Hay que mantener vigente la Ley de Ajuste Cubano, y dicho sea de paso, eliminar la práctica de “pies secos, pies mojados”, que viola los derechos garantizados en la Declaración Universal de Derechos Humanos que estipula que ninguna persona será devuelta al territorio -ni siquiera a la frontera- del país de donde huyó.

Published in: on January 11, 2013 at 5:19 am  Comments (1)  

The URI to TrackBack this entry is: https://sinmujeresnohaypais.wordpress.com/2013/01/11/ajuste-o-no-ajuste-that-is-the-question/trackback/

RSS feed for comments on this post.

One CommentLeave a comment

  1. Muy sensato su articulo. A proposito- Cuales serian los pasos para eliminar la Ley de Ajuste, es posible eliminarla, llevaria una votacion, cuanto tiempo tomaria?


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: