Santa Bárbara, la violencia contra las cubanas, y el mal padre

El espacio cibernético está repleto de denuncias, artículos, enfoques y noticias sobre la violencia contra la mujer, su prevención y la campaña de los 16 Días en contra de la Violencia de Género.  ¡Mucho se ha progresado! ONU-Mujer se pronunció con firmeza al respecto, aunque su embajadora, la cantante mejico-americana Julieta Venegas se unió a artistas cubanos en un concierto en la isla y no dijo ni pío sobre la violencia gubernamental que sufren las opositoras independientes y las parientas de opositores y activistas de derechos humanos en el paraíso castrado.

Julieta Venegas – ONU-Mujer- no mencionó el presidio político donde padecieron los peores atropellos unas 8,000 presas políticas en los años sesenta. No mencionó a las trece cubanas fusiladas en aquellos mismos años en que el argentino asesino aprobaba y ordenaba las ejecuciones en la prisión de La Cabaña. No mencionó a las tres niñas, 10 jovencitas y tres mujeres adultas ahogadas a manguerazos en el ataque al indefenso remolcador “13 de Marzo” en julio de 1994. No mencionó las golpizas que se infligen -bajo órdenes oficiales- contra las Damas de Blanco y sus grupos ciudadanos de apoyo, y tampoco mencionó los golpes dados durante años a su líder Laura Pollán, que eventualmente le causaron la muerte en 2011.  Nada de eso se mencionó en el concierto oficialista en el que participó la embajadora de ONU-Mujer en su visita a La Habana. No es necesario decir que tampoco denunció la violencia doméstica que es rampante en Cuba, no qué va, sería una ofensa para el liderazgo heredero del vergonzoso “Comandante-en-Jefe: Ordene” y para los ya-octogenarios machangos que ostentan el Poder desde hace casi 54 años.

¿Y qué tiene que ver Santa Bárbara con todo esto? Les diré: hay que rescatar a Santa Bárbara para la causa justa de la libertad y la no-violencia que merecen las cubanas. Por razones del necesario sincretismo religioso que hizo posible que los esclavos mantuvieran sus ritos y su fe, y sin que haya ninguna mala intención en ello, Changó se “apropió” de Santa Bárbara, y se opacó el sexo y la historia de esta joven nacida en la actual Turquía (Asia Menor) en el siglo III de nuestra era, cuya corta vida es ejemplo incomparable de la violencia milenaria contra la mujer.

¿Quien fue esta niña Bárbara, tan familiar y sin embargo tan ajena para los cubanos?  Fue una princesa, hija de Dióscoro, un noble sanguinario y déspota, que la encerró en una torre como castigo cuando Bárbara se negó al matrimonio planificado por su progenitor con un príncipe pagano. Barbarita quería ser cristiana…tenía ideas propias, voluntad propia, voz propia. Se hizo bautizar, y practicó su cristianismo. ¡Maldición a su desobediencia!  Al Padre-en-Jefe había que decirle “¡Ordene!”  El energúmeno patriarca la torturó durante días, la arrastró por sus predios tirada de caballos, la quemó, la mutiló, y finalmente la decapitó él mismo con su espada. Cuenta la leyenda que minutos después de la ejecución, un rayo fulminó al padre verdugo…. iniciando -me imagino- la tradición del “¡Mal rayo te parta” !!!

¿Qué es esta niña santa y mártir sino un capítulo de espanto de la violencia patriarcal contra la mujer?  Hay que rescatar a Santa Bárbara como patrona de las mujeres golpeadas, torturadas, mutiladas y asesinadas. Hay que rescatarla como protectora de las hijas víctimas de un mal padre.  Con permiso de los santeros y del poderoso Changó de nuestros afrodescendientes: Santa Bárbara reclama su identificación correcta de sexo para convertirse en símbolo de la no-violencia de género. Y ese rescate ha de comenzar entre las cubanas.

Mi amiga, la periodista Ena Curnow, y yo nos hemos dado a la tarea de confeccionar un recuento del Mal Padre-en-Jefe de las cubanas.  Así se titula el libro en el cual trabajamos en estos momentos: The Bad Father: Fidel Castro and the Girls and Women of Cuba/El Mal Padre: Fidel Castro y las niñas y mujeres de Cuba. ¡Que Santa Bárbara nos alumbre y proteja en esta ardua labor!

Published in: on December 5, 2012 at 11:50 pm  Comments (3)  

The URI to TrackBack this entry is: https://sinmujeresnohaypais.wordpress.com/2012/12/05/santa-barbara-la-violencia-contra-las-cubanas-y-el-mal-padre/trackback/

RSS feed for comments on this post.

3 CommentsLeave a comment

  1. Me parece acertadisimo, amen de novedoso, este enfoque de Ileana Fuente, una mujer de pensamiento y accion. Una sola critica: no haber reservado “Ojala que te parta un rayo” para el despota cubano… Y mira que caen en la Isla. Gracias por permitirme trabajar contigo en el proyecto,

    • El “Ojalá que te parta un rayo” es, precisamente para el Mal Padre cubano…. Gracias por compartir conmigo este proyecto conjunto…. I.

  2. Wow Ileana! Te la comiste hermana!
    Escribes tan bonito y con tanto poder y
    veracidad que hasta me has hecho llorar.
    Ya se me había olvidado la leyenda de Sta.
    Barbara. !Qué te proteja y te guíe siempre!


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: