A proposito de “ser cultos para ser libres”

Mi colega y amigo Alfredo Triff ha escrito un blog interesante sobre cómo La Voz (Fidel Castro) parametró la cultura desde el mismo 1959. Cultura y libertad, ya codificado de alguna manera por José Martí en aquella frase tan repetida por los cubanos: “ser cultos para ser libres”. Triff alude al plan cultural revolucionario que obliga al individuo a no dudar de la revolución.  En efecto, cuando La Voz enunció aquello de “dentro, todo; fuera, nada” para hablar de los derechos de los artistas y escritores, definió su exigencia de férrea fe.  Ahora digo yo (y lo he escrito en el blog de Triff  -Tumiami- hoy):  Fe: misteriosa obediencia y credulidad sin cuestionamientos posibles que exige el patriarcado religioso dentro de las diversas denominaciones cristianas. Lo mismo hace el patriarcado totalitario laico. ¿Qué es eso de tener fe?  Abdicación total de la soberanía personal. Fe: resultado de creer. Creer, antónimo de pensar. Creer ciegamente: redundante. No hay otra forma de creer. Videncia, sinónimo de análisis. Ceguera, sinónimo de fe. La tupición definitiva: eso es la fe. Religiosa o revolucionaria. Es lo mismo. Ambas son impuestas (adoctrinamiento, lavado de cerebro…Sound familiar?).  Creer: renunciar absolutamente a la duda, al cuestionamiento. Requisito de inquisidores, los de sotanas negras y los de sotanas verdeolivo. El color de las sotanas no altera el orden de los inquisidores. “Dudo, por tanto existo”: eso es lo único que puede alumbrarnos, como método, como máxima. “Creo, por tanto he muerto”. [Así lo advirtió Padilla en sus Tiempos difíciles]. “Ser cultos para ser libres”, autoría intelectual de la campaña de alfabetización de 1960, han dicho estudiosos apologistas del régimen….. Pero, alguien puede decirme: ¿Ser “culto” según la definición de quién? Porque “ser culto” implica la adopción de valores, supuestos, códigos y cánones específicos. En la Cuba de Marti -en todas las Cubas- ser culto ha exigido la europeización del individuo. Europeización, sinónimo de caucasidad, de blanqueo, para hablar en plata. ¿Más que negro y más que blanco? ¡No, que va! Más blanco y menos negro: ¡blanco! ¿Lo cubano? ¡Blanco! Y que sea en masculino, que aquí nadie se raja ni puede tener raja! Pensemos eso de ser cultos para ser libres como una fórmula martiana para el blanqueamiento nacional. Ni Martí ni La Voz bailaron jamás un guaguancó. Un danzón con pañuelito y abanico, maybe, pero guaguancó, never! Eso es atraso con peste a grajo de la chusma, diría cualquier miembro de la “clase culta”. Chusma: sinónimo (en el concepto tradicional cubano-martiano) de inculto. Hay que ponerlo todo de cabeza. Hay que desterrar la fe. Descifrar todos los enigmas excluyentes a ver si resisten un proceso de pensar=analizar=descreer=dudar, proceso más urgente aún para nosotros los cubanos desde que se nos dijo que el apóstol era el autor intelectual de la actual pesadilla… el apóstol inconscientemente racista (démosle el beneficio de la duda) y misógino (sin beneficio de la duda, está en sus palabras).

Published in: on May 2, 2011 at 1:32 pm  Leave a Comment  

The URI to TrackBack this entry is: https://sinmujeresnohaypais.wordpress.com/2011/05/02/a-proposito-de-ser-cultos-para-ser-libres/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: